Tuesday, March 24, 2009

Historia Psicotrágica Real

El domingo por la tarde Rachel le dijo a su hermana que no escribiría a Fernando nada ni un solo hola para ver si el daba la iniciativa, para las 2 de la tarde confirmo sus sospechas, para las 6 empezó a ponerse ansiosa, para las 11 perdió el poco sano juicio que le quedaba. Cuando Fernando le explicó qué hizo toda la tarde, ella no se molesto, sencillamente se hundió como el Titanic. Más tarde en casa, mientras cocinaba, acusando a la cebolla se puso a llorar por ella misma y no por lo que pasó – se secó las lágrimas y planeó un plan macabro, uno marinado en dolor pero no llegó ni a la mitad cuando empezó a justificarlo. Se echó la culpa por exagerada y tonta, se dijo que se dejara de wevadas o él se daría cuenta que estaba loca [como los de la calle con su piedra] y la dejaría. Hablando sola, como es su costumbre, dijo que podía molestarse, ya le había dicho que quería sentir que él buscaba pasar tiempo con ella pero su terco mecanismo de defensa la calló con un ‘se va a hastiar de ti’. Rachel quería hablar con Fernando, demostrarle a sus alter egos que podía decir como se sentía y que nada saldría mal [se equivocó, no supo manejar las cosas]. Ella quería decirle que todo estaba bien que se quedara por favor pero no estaba bien, ella no estaba bien, eso no estaba bien pero tenía miedo de su reacción – de ser tildada de loca y exagerada.


HE PERDIDO MI POCO SANO JUICIO SEÑORES

2 comments:

Anonymous said...

que lamentable historia, esa una historia muy triste..... Joder ahora creo que nos vamos a moriri todos.....

Sí supieramos la historia de todos estoy seguro que muchichisimos pasan por estos.

anea said...

Vamos, niña, que yo te ayudo a buscarlo. No le debes haber dejado muy lejos.