Thursday, December 09, 2010

Tánatos y el ejercicio


















Yo no me he visto hoy, no me he visto en ninguna parte
como antes, colgándome de la vida
arrástrandola, zarandeándola
dándole gracias
ni siquiera ardiendo en la calle, cocinada de asco o de pena

y he comprendido, una vez más,
otra vez más,
esta vez ,
y sólo esta vez, sin propósito ni decisión que

Este es un esfuerzo sano,
un intento considerado y aprobado
para convencerme

y probar en lógica el porqué de estarme viva
y satisfecha;
y sin estas ganas, ¡qué ganas!
de regalarle mi andar a la casa y serme pájaro, silbando
dueña de un risco en el Silencio.

5 comments:

P.E.P.E. ® said...

y,de alguna manera, pudiste convencerte o al menos, creertela un poco?

Lysiz said...

tecnicamente sí, es el ejercicio diario.

P.E.P.E. ® said...

perfecto!

Yared said...

Al despertar, fue el primer poema que leí con mi enamorada, Si tuviera la plata suficiente te pago la publicación de un poemario, pero con lo mision que soy solo podría comprate un poemario de los que publiques, si algún día te animas.

Lysiz said...

Eres un dandy, un dandy acriollado y un tano venido a menos, lleno de buenas intenciones. Y te adoro por eso. Quizá publique algún día - quizá cuando sepa escribir.