Saturday, February 26, 2011

A los veinte, se escribe con la pinga.
















A los veinte, pasan cosas terribles
que llamamos geniales,
también nos damos de 'tumbos'
y se siente bonito.
Robamos un banco y decimos: fuck! ¿no fue genial?
y salimos disparados
por correr más rápido.
Pasamos porque tenemos que pasar,
"naturaleza", dicen,
"ciclo de vida, lo necesitan"
dicen de nuevo.
Sí, necesitamos,
cogemos la vida de una nalga y la obligamos a mirarnos,
a darnos amor más que amor,
sexo más que sexo,
a darnos un flujo constante
un bam!
Decimos: están viejos, no saben
pero sabemos que saben,
aunque no sepan que sabemos que saben
saber,
probando todo con la lengua.
Cada costra nos trae un recuerdito caliente
que haremos un dicho mañana,
un 'no-hagas-esto'
a los veinte, nos tocamos los senos
y decimos "wow"
porque se nos caeran mañana
o nos creceran niños colgados de ellos
nos tocamos para no olvidarnos
para recordar que tocamos
porque nos gusta
me gusta tocarle
y que me toque
porque
podemos perderlo todo y mientras ganamos
e x p e r i e n c i a
A los veinte, me he tatuado un principio divino:
Puebla el mundo de lo que quieras.

Imagen ©Sam Drukker

7 comments:

·Eu· said...

Me encanta.

Rach. said...

Gracias, guapa =)

Anonymous said...

bien ahi rachel esta bueno

sigues escribiendo
a los 20 cogemos el mundo x las pelotas con esa rabia curiosa e inclasificada que juguetea en un cuerpo que adolece

nanas

Rach. said...

Nanas: Gracias, gracias! Te diste una vuelta de nuevo, ando en fuego y nada mejor que eso :)

Marcos Ortiz Andrino said...

¡Qué genial!

Rach. said...

Gracias, Marco.

Apis said...

Uhmm bonito cambio de look eh.

Personalmente me gustaron mas los 30, uno tiene la suficiente edad para tener claro lo que desea y aun no la suficiente como para dejar de hacer locuras.

P.D: Linda mirada