Tuesday, February 22, 2011

Milonga










Un camión de putas y niños con la boca grande
llenos de mosca y apestados de miradas
descalzos y cogidos de la mano
hacia algún extraño campo de concentración:
las madres y sus hijos.

"Ay Jesús, Padre Nuestro y Virgen Santísima;
no dejes que sufra mi niño
no le desampares
llévale de la mano, lámele sus heridas
(perdon, Señor, ni que fueras perro)
pero tenlo seguro y dale paz.
¡Ay niñito! Que no sufra mijo por mis pecados"

Vociferando que son libres, que pueden
pero quién los oye - yo al menos no he oído un carajo
la pena que da esas pobres almas
ese niño de la izquierda era tan bonito
y el vapor cansado de nuestro asco prejuicioso.

Imagen ©Santiago Ydanez

2 comments:

P.E.P.E. ® said...

cuando escribes cosas como estas, pienso en la magia de tus dedos para poder transformar emociones, guapisima.

Lysiz said...

gracias, corazón, gracias.
eres maravilloso.