Wednesday, March 30, 2011

Las Elecciones del Amor

Advertencia:
Esta entrada puede ser algo disparatada
(y absolutamente personal)

Aquí en Arequipa venden el mejor helado artesanal del universo: queso helado. Y camino a casa me compro en 'la casera' mi porción de luca diez, mientras 'la seño' cuenta el vuelto me pregunta: "Y usted, señorita ¿por quien va a votar?" "Por X ¿y usted?" "¡También! Y mi hijo..." Esta es la pregunta más común de todo Perú desde sus sierras hasta sus costas sus selvas y sus asentamientos humanos, con o sin DNI, la pregunta nos dispara a toditos. Así no tendría nada de raro, de no ser que hoy me he sentido virtualmente bombardeada por la fiebre electoral: un grupo de tres muchachos gritando que "al final entre X y Z, el mal menor ¡oye tú!, los carritos/camioneta/combi/bus/mototaxi pintarrajeado con la cara poco (unos menos que otros) agraciado del candidato(a), a vivo color y con las canciones de moda de letra harto más política, 'la casera' del queso helado que seguro es de IPSOS-APOYO porque ya era la tercera clienta preguntada.
Entonces como un flashback, llego a la conclusión que:
La política es como el enamoramiento, creo yo, y como tal,
la gente no vota con la cabeza sino con el corazón.
Además el amor es ciego y sólo tu amor infinito puede ver las endiosadas virtudes de tu candidato (junto con el resto de enamorados del mismo), en el amor como en la guerra (y en la política) todo vale desde sacar los trapos sucios, meterse cabe y demás payasadas todas muy en serio; aparte si más adelante 'el amor de tu vida (o presidente 5 años)' te fallan, pues están las frases del tipo 'lo hice porque te amo' - todo esto sabiamente aplicado a la política.
Lo que es más, en elecciones presidenciales, no vota el gran corazón del pueblo, votan corazoncitos individuales, cada uno por la manera como se haya enamorado de su candidato, léase no del partido (que equivaldría a su familia) sino del candidato y sus promesas (de amor) - promesas que muchas veces la gente olvida no salieron sólo de su omnisapiente cabecita sino de un conjunto de normas y proyectos regidos por el partido en cuestión. Entonces el corazón minero votará por las promesas de mina, el corazón estudiante por becas, el corazón ama de casa por derechos de la mujer, el corazón geriátrico votará por pensiones de jubilación justas, y así hasta el infinito - ¿han notado que todo candidato (y digo todos sin excepción) promete amorosamente lo mismo tratando de abarcar cuanto más corazones sea posible?
Y como esto es puro amor, cuando tienes un novio, y le eres fiel como la sífilis, pues no entra en tu cabecita que venga menganita(o) y te diga que su novio(a) es mejor que el tuyo: never ever! el mío es así (detallas sus obras, sus promesas, su carrera, su visión, su empeño, su trato, hasta el tamaño de su virilidad) porque el tuyo, carajo, el tuyo siempre es el mejor.

Siendo así la cosa y yo una mujer de sangre caliente (enamorada también por un flechazo que no entiendo bien como todo amor rápido y efímero, seguro) pienso votar así y sólo así, con el corazón, esperando que mi candidato cumpla sus promesas y no tenga que llorar después como tantas mujercitas y varoncitos despechados por mi estupidez.

8 comments:

† David der Nacht † said...

Y dado que el amor no es egoísta, el elegido debe dar al pueblo en lugar de quitarle [empleos, becas, momias!, etc]

Antes de que los taxistas me pregunten por quién voy a votar, yo les pregunto xD

Saludos cordiales.

Rach. said...

¡Ah! El amor, uno sólo puede esperar.

* El tropicólogo * said...

Me he dado cuenta de que estoy enamorado de mi candidato <3 (sao! xD).

Me gustó tu post. Tienes mucha razón :) Saludos! ^^

Rach. said...

Tropi: Saludos, ya sabes a votar con amor!

Juancarlos said...

la mayoría compramos (y nos enamoramos) con el corazón,con las tripas; casi nunca con la cabeza.

y, a veces, vendemos creando productos que distan mucho de lo que ofrecimos originalmente, o en el peor de los casos, vendiendo algo que no existe!! (metida de dedo, como pretende uno de los candidatos).


malditas (benditas) tácticas publicitarias.

zeven said...

y así como votan muy enamorados, después de 5 años muchos serán unos grandes despechados.

Rach. said...

Juancarlos: La publicidad es la máxima prueba de humanidad, compra, cómprame, vendo, me vendo. Y así.

Zeven: Nos enamoramos, nos fallan, nos damos contra la pared un par de veces, y luego perdonamos o nos conseguimos otr@. Ciclo de vida.

Víctor Cárdenas said...

Por amor hacemos locuras, a que si!

Pd: chevere que te guste Parov stelar