Thursday, October 20, 2011

El límite perfecto entre tú y el mundo
es la tranquilidad del círculo animal,
la corteza de las calles en un mundo enajedado.

La exactitud del espacio no es sino magma
haciendo ósmosis con tus recuerdos,
y lo recibido nutre el aullido de los días calmos.