Saturday, December 10, 2011

Escojo: Insania

¡Oh, toda mi cabeza es pavoroso dolor!
Un gran animal rascando y mordiendo adentro,
clavando sus dientes en mi ojo izquierdo y
hablando en lenguas que no comprendo.
Me siento grave,
gravísima y enloquecida.
Completamente incapaz de abandonar este cuarto,
mi cama es una isla: segura en la boca de un gigante;
lejos de Realidad dispuesta a enfrentarme,
a enfrentar a mi cabeza letal.
Dagas contra lógica
y las reacciones empíricas a multiples manifestaciones
de dolor.
No sé a quién apoyar, cuyo lado tomar,
¿este monstruo mío? sí, muy probablemente.
Esta cabeza que crece y se alimenta,
devastando la tierra de mi cuerpo,
yo la he creado, la conozco
yo soy ella:
mi reflejo gemelo no puede herirme.
El mal es en mí como un fuego,
mi casa ilumina más nada torna en cenizas;
piadoso, quizás, divino y antiguo:
la Zarza Ardiente frente a Moisés.
¡Quítate los zapatos!
y camina en este mundo hecho pedazos,
esta perversidad
debajo del camino, lamiendo tus pies.
A tu regreso, magullado pero alerta,
no culpes a mi cabeza por perder los estribos y el sombrero,
si este mundo se estremece en aborrecimiento
¡Oh, mi cabeza, un escudo de demencia!

No comments: